La segunda fase de PEMCYL 2021 finaliza con un 52,7% de éxito

PEMCYL es un programa impulsado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, con la colaboración de la Fundación Santa María la Real, para mejorar la empleabilidad y favorecer la inserción sociolaboral de mujeres en situación de especial vulnerabilidad en Castilla y León

Dentro del programa, se dedica una línea específica de trabajo para la inserción sociolaboral de mujeres víctimas de violencia de género, como último eslabón de atención integral para ayudarles a recuperar su autonomía y la vuelta a la vida normalizada.



La iniciativa, que este año cumple su sexta edición, se divide en dos fases. La primera fase se desarrolló entre abril y julio con buenos resultados, con un 57,59% de éxito.

La segunda fase ha finalizado ahora con un balance positivo. Han participado 146 mujeres en desempleo, de entre 18 y 63 años, con diferentes niveles formativos y trayectorias profesionales. De ellas, 63 eran víctimas de violencia de género.

57 mujeres (de las cuales, 23 son víctimas de violencia de género) han encontrado empleo por cuenta ajena en diversos sectores: hostelería, comercio, transporte, almacén, administración, atención sanitaria, agricultura, gestión de residuos o reparación de vehículos, entre otros.

Junto a ellas, otras 20 mujeres (de las cuales, 9 son víctimas de violencia de género) han realizado acciones formativas como Certificados de Profesionalidad, que conllevan prácticas laborales; o han retomado estudios para optar a nuevas oportunidades laborales.

Premio Meninas. El programa PEMCYL recibió en noviembre el Premio Meninas, una distinción que otorga anualmente la Delegación del Gobierno de Castilla y León para reconocer la labor de aquellas personas, colectivos, entidades e instituciones que destacan por su contribución a la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus formas, y a la atención, asistencia, protección y recuperación de las víctimas.

PEMCYL ha sido galardonado en otras dos ocasiones por su innovación metodológica y buenos resultados. En 2018 recibió el Premio CLECE al mejor Proyecto Social y en 2020 el premio a la Mejor Iniciativa de Innovación Social Pública de la Fundación Fundos.